Rinoplastia Secundaria

Se llama Rinoplastia Secundaria a ese procedimiento que se realiza nuevamente en una nariz que ya fue operada una, dos o tres veces, y cuyo resultado no fue del agrado del paciente, quien normalmente está lleno de desconfianza y por lo tanto necesita ser escuchado con atención para ver si sus objetivos pueden ser alcanzados. La consulta, normalmente con un nuevo cirujano, debe ser muy realista tanto con el paciente como para el mismo profesional para no llegar a otro resultado indeseado. El Cirujano DEBE estar muy seguro de cumplir con las expectativas de su paciente para que esa relación no se deteriore.

Una Nariz ya operada tendrá cicatrices internas, irrigación disminuida, fibrosis y una anatomía diferente, por lo tanto el diagnostico debe ser muy preciso para no seguir lesionando demás y muy completo para lograr el resultado deseado.

Existen unas reglas básicas antes de realizar una Rinoplastia Secundaria, ellas son:

  1. Aplazar la nueva cirugía por lo menos un año de su cirugía anterior, pues los tejidos estarán más laxos y no existirá edema residual.
  2. Saber con exactitud que faltó en hacer o que sobró en hacer, por parte del cirujano anterior.
  3. Ver si las expectativas del paciente son reales y el propio cirujano debe reconocer si es capaz de hacerlo.
  4. Tratar de desarmar lo mal hecho y dejar armado lo bien hecho por parte del cirujano anterior, para así lesionar menos.
  5. Si sobró en hacer, tratar de usar injertos autógenos o sea del propio paciente, para los rellenos.

En una Rinoplastia Secundaria la táctica normalmente usada es la Rinoplastia Abierta, pues nos permite una mejor visión de las deformidades y por lo tanto una mejor corrección de ellas. Es recomendable comenzar en deshacer lo que sobró por hacer en la intervención anterior y así poder identificar la actual anatomía de la nariz. Posteriormente comenzamos los arreglos, es preferible hacerlo de arriba hacia abajo, o sea que comenzamos por el dorso y terminamos en la punta, pues esto nos facilita la ejecución de las maniobras.

Sería más complejo hacerlo al contrario, ya que tendríamos que pasar por encima de la punta para mejorar el dorso. Si se va a injertar en el dorso, estos injertos deben ser sostenido por suturas transcutáneas para evitar su movilización durante el pos-operatorio. Ya una vez terminado el dorso miramos la punta para así ejecutar lo planeado. No debemos olvidar en observar las paredes laterales de la nariz, pues algunas veces ellas se modifican con el trabajo del dorso y de la punta nasal.

Normalmente la Rinoplastia Secundaria es una cirugía laboriosa, ya que el diagnóstico exacto sólo se sabe durante la intervención y por lo tanto en algunas ocasiones hay que variar nuestro planeamiento.

En el posoperatorio es importante tanto la inmovilización como la ingesta de antibióticos para proteger a los injertos de una posible infección y por ende reabsorción. Hay que tener en cuenta que la resolución del edema es un poco más demorado que en una Rinoplastia Primaria.

Una Rinoplastia Secundaria llevada a cabo con éxito, nos abre las puertas a nuevos retos y los pacientes beneficiados de ellas serán nuestro máximo portavoz para que otras personas crean en nuestra especialidad y se atrevan a mejorar.

Formulario de preguntas o solicitud de información

Comuníquese con nosotros a través de este formulario de contacto.

Todos los campos son obligatorios. El Dr. Adolfor Rosales y su equipo, están a disposición para resolver todas las dudas e inquietudes que tenga acerca de su cirugía o procedimiento a realizarse. Cada persona es única e irremplazable, deje su información y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

Fotos de Antes y Después

Caso 1

Procedimiento: Rinoplastia secundaria con aumento de dorso, punta y ángulo Nasal + Mentoplastia. La descripción de la parte superior e inferior.

Caso 2

Procedimiento: Rinoplastia secundaria. Corrección de punta nasal pinzada + Aumento del dorso nasal + Corrección de columela aparente + Alineación del dorso nasal. Resultado a los 4 meses.

Caso 3

Procedimiento: Rinoplastia secundaria. Corrección de V invertida con injertos separadores + Aumento de dorso nasal óseo + Proyección y definición de punta nasal + Mentoplastia. Resultado a las 4 años.

Caso 4

Procedimiento: Rinoplastia secundaria. Corrección de V invertida con injertos separadores + Aumento de dorso nasal + Proyección y definición de punta nasal. Resultado a los 5 años.

Caso 5

Procedimiento: Rinoplastia secundaria. Aumento de dorso nasal + Aumento de espina nasal + Definición y proyección de punta nasal. Resultado a los 2 años.

Caso 6

Procedimiento: Aumento de radix + aumento en el dorso cartilaginoso + definición en la punta nasal + disminución del largo de la nariz.

Caso 7

Procedimiento: Rinoplastia secundaria: Reducción de dorso óseo y cartilaginoso + Colocación de injertos ampliadores o alineadores + Reducción de espina nasal inferior + Resección de biopolímero en ángulo nasolabial + Proyección de punta nasa. Resultado a los dos meses.

Caso 8

Procedimiento: Rinoplastia Secundaria: Retirada de injerto en el radix + Aumento de dorso nasal + aumento, definición y alargamiento de punta nasal + colocación de malla dérmica en parpados inferiores resultados a los 3 meses.

Caso 9

Procedimiento: Rinoplastia secundaria + Mentoplastia Corrección de dorso nasal , punta nasal, obsérvese embellecimiento.

Caso 10

Procedimiento: Rinoplastia secundaria Obsérvese embellecimiento y naturalidad del resultado a los 11 meses de cirugía.