Rejuvenecimiento Facial

REJUVECIMIENTO
FACIAL

Definición:

La cirugía para el rejuvenecimiento facial es el procedimiento que realizamos para aquellos pacientes que desean rescatar su antigua apariencia que se ha ido perdiendo por el paso de los años. Normalmente las quejas que escuchamos es la presencia de flacidez, atrofia y falta de lozanía de los tejidos faciales. Existen diversos tratamientos para la corrección de éstas angustias que van desde procedimientos no invasivos o invasivos, dependiendo del grado de envejecimiento, solicitud y expectativas del paciente. El arsenal con que cuente el Cirujano Plástico es variado y para escoger el correcto y los de mayores beneficios, tendríamos en cuenta de la interesada o el interesado. La Mentoplastia es un procedimiento quirúrgico que puede ser de aumento o de reducción. La más común y realizada por nosotros es la Mentoplastia de Aumento. Normalmente se realiza en compañía de una Rinoplastia o aisladamente.

 

Para saber si existe la necesidad de un aumento de mentón realizamos una Perfiloplastia que consiste en medir la posición de labio inferior con la posición anterior de la sínfisis mentoniana. Lo ideal es que ambas posiciones sea idénticas o que exista una ligera ventaja (máximo de 5 milímetros) a favor de la sínfisis mentoniana.

Para facilitar el tratamiento dividiremos el rostro en tres tercios, además de observar la textura de la piel que es importante para que nuestro trabajo brille. Para el tercio superior del rostro (comprendido desde la región periorbitaria hasta la frente) encontramos:

  1. La cirugía de los párpados.
  2. La cirugía de elevación de las cejas.
  3. La Suspensión Quirúrgica Temporal.

Las arrugas del entrecejo, frontales y las patas de gallina, limitaciones de los procesos anteriores serán eliminadas transitoriamente con la aplicación de Toxina Botúlinica (Botox o Dysport). Para el tercio medio de la cara (comprendido desde el mentón hasta la región periorbitaria) encontramos:

  1. La Suspensión Quirúrgica Facial
  2. El relleno con grasa o ácido hialurónico (Perlane ó Restylane) de los pliegues nasolabiales.
  3. La dermoabrasión peribucal
  4. La colocación de implantes para el mentón y los pómulos.

Para el tercio inferior del rostro (cuello propiamente dicho) encontramos:

  1. La Suspensión Quirúrgica del cuello con la plicatura de las bandas plastismales y desengrasado subplastismal.
  2. La liposucción de papada.

El uso de los Hilos suspensorios (Rusos), aunque pueden ofrecer buenos resultados, éstos serán transitorios (18 meses aproximadamente) y además presentan la desventaja de quedar como cuerpos extraños después de la pérdida de su función tensil.

Por último no hay que olvidar la cobertura cutánea o piel, y para ella existen tratamientos como los peeling, preferiblemente el de Ácido Glicólico, que serán utilizados para devolverles su lozanía y brillo perdido por el maltrato de la luz solar.

Actualmente se viene publicitando el uso del Thermage que ayuda mucho para el aumento del grosor de la piel por su estimulación al colágeno y elastina pero no para corrección de su flacidez.

De todas formas para un resultado natural y duradero es importante tener en cuenta la dirección de la tracción de los tejidos, la suspensión muscular facial, como la cantidad a resecar de piel sobrante.