Abdominoplastía

Procedimiento de
ABDOMINOPLASTÍA

Definición:

Llamábamos abdominoplastia al tratamiento que necesitan los pacientes, tanto mujeres como hombres en su región abdominal. Las causas que ocasionan deformidades en ésta región son numerosas. En las mujeres las más frecuentes son:

  1. Embarazos repetitivos.
  2. Mal posición postural.
  3. Sedentarismo.
  4. Obesidad, ya sea mórbida o no.
  5. Constitución genética del paciente.
  6. Pérdida de peso después de una cirugía bariátrica (Cirugía para obesos mórbidos)

Para los hombres las causas vienen siendo las mismas exceptuando los embarazos. La gran mayoría de éstos pacientes presentan adiposidades localizadas que necesitan ser liposuccionadas, por lo tanto estos dos procedimientos (Abdominoplastia y Liposucción) generalmente se acompañan para así lograr un gran refinamiento en los resultados.

Como en cualquier procedimiento es importante realizar una buena Historia Clínica y Examen Físico para mirar con detenimiento los antecedentes de Trombosis Venosa Profunda, uso de anticonceptivos de larga data, presencia de varices en miembros inferiores, presencia de hernias abdominales y obviamente cicatrizaciones anteriores. Es importante evaluar la flacidez de piel y la presencia de diástasis o debilitamiento de su pared muscular.

Dependiendo del Examen Físico podemos tratar un abdomen y sus regiones adyacentes de varias maneras:

  1. Si el paciente tiene sobrepeso acompañada de adiposidades localizadas, sin flacidez de piel o muscular el tratamiento consistiría en Liposucción aislada más una buena dieta.
  2. Si el paciente tiene sobrepeso acompañada de adiposidades localizadas, con flacidez de piel o muscular se impone una liposucción con una abdominoplastia. La resección de piel puede ser completa o incompleta dependiendo de su exceso. Hay que tener en cuenta que una buena cicatrización dependerá siempre de la magnitud de la tensión en su línea cicatrizal. El sobrepeso se corrige con una buena dieta.
  3. Si el paciente no presenta sobrepeso, pero si flacidez de piel y muscular se impone una abdominoplastia.
  4. Si el paciente no presenta sobrepeso, ni tampoco flacidez muscular, pero sí de piel, se impone sólo la resección de piel, que puede ser completa o no.
  5. Si el paciente no presenta sobrepeso, ni flacidez de piel, pero sí de su pared muscular se impone el reforzamiento de dicha pared con una pequeña resección de piel.

Como pueden ver las posibilidades de tratamiento son múltiples, por lo tanto el examen físico es de mucha importancia. El tratamiento del ombligo (onfaloplastia) es fundamental pues hace parte de la estética del abdomen y hay que tener mucho cuidado en no dejarlo ni demasiado pequeño ni demasiado grande.

Durante el intraoperatorio sobretodo en pacientes obesos el uso de medias compresivas es recomendable. Durante el pos-operatorio el uso de anticoagulantes de bajo peso molecular de manera profiláctica (como el Clexane) y una deambulación precoz nos minimiza mucho los problemas de trombos que se puedan tener. La antibioticoterapia, los analgésicos, los anti-inflamatorios, la faja y los drenajes son mandatorios para una buena evolución.

Casos